jueves, 7 de agosto de 2008

Cae agua y hielo del cielo... (Salmo 20:8)



Para mi el hecho de experimentar como cae agua del cielo es una gran bendición.

Después de ello, el cielo muestra un rostro rejuvenecido.



La lluvia es el fin de un proceso y el inicio de un nuevo ciclo.


Y así lo he comprendido...



Se que detrás de esa nube donde he visto que salen los primeros rayos de sol después de la tormenta... estas ahí, al cuidado de mi.


Alguna vez te pedí fuerza para cantar de nuevo bajo la lluvia, porque mi alma lo anhelaba en realidad.


Ahora se que jamás podré pagarte el hecho de volver a permitirme tan grande privilegio.


Poseo alegría para eso y mas, incluso para la tormenta.

2 comentarios:

Barba Xavier dijo...

pues si jorge pero la neta las lluvias de estos dias no han sido muy agradables que digamos....
mendiga humedad...
no niego que es de lo mejor el caminar bajo la lluvia dejando que las gotas de agua se lleven lo que tu no quires... pero no inventes... aqui en mexicali nooo y menos en verano

Suly... dijo...

...lo bueno es darse cuenta de ello...