domingo, 1 de febrero de 2009

Propósitos ante un nuevo reto...

Dejar el letargo de conformismo, al no vivir de victorias pasadas, ni del pasado.

Reconocer en todo momento que solo Tu gracia me ha mantenido de pie.

Bajarme del pedestal en donde algunos me han subido, o al cual yo de manera muy tonta trepé sin que nadie me lo dijera.

Gracias por tu bendición y misericordia que no me falta cada segundo.

Se bien que toda la ansiedad que poseo en este momento la puedo depositar en Ti, porque Tu tienes cuidado de mí.

Del mejor, hasta el peor de los momentos... Sigue tomando mi mano.