domingo, 22 de febrero de 2009

Sonríe

No es lo mismo manejar las cosas desde adentro, que ser un simple crítico o espectador en cualquier ámbito de la vida.

Pero la dignidad seguirá siendo un valor inmutable en cualquier profesión u oficio.

Espero en Dios jamás perder eso.

Que semana tan pesada la anterior.

Intentaré seguir hasta donde tope sin perder congruencia.

Have a nice day.

1 comentario:

marcel dijo...

hay semillas que germinan y florecen.... aún en tierras áridas..... estas semillas tienen dentro de sí algo que el mundo no tiene, la vida y el impulso del mismo creador :)