viernes, 10 de septiembre de 2010

Y se encontraba...


En la etapa que ya no se puede vivir del amor, de los sueños ni del reconocimiento.

Pero seguía defendiendo la importancia de cada uno de estos elementos.

1 comentario:

a! dijo...

q padre...
me imagine a alguien.

=)